La Palma pretende ser declarada zona piloto para fomentar el uso de las energías renovables

La Palma pretende ser declarada zona piloto para fomentar el uso de las energías renovables

El Pleno del Cabildo ha aprobado este viernes por unanimidad una declaración institucional en la que se aboga por “una transición energética hacia otro sistema con mayor sostenibilidad”.

El Pleno del Cabildo ha aprobado este viernes por unanimidad una declaración institucional que la propone que La Palma sea declarada como zona piloto para fomentar el uso de las energías renovables.

El documento recoge que “el Archipiélago canario y en concreto, la isla de La Palma, presenta una gran vulnerabilidad económica debido a la dependencia casi exclusiva de fuentes energéticas primarias fósiles y a su alta exposición a la volatilidad del mercado del petróleo”.

“La lejanía del continente y la fragmentación del territorio configuran sistemas eléctricos insulares independientes, con redes pequeñas y débiles que suponen una importante restricción técnica a la maximización de la penetración de las energías renovables. Además, el suelo es un bien escaso en el archipiélago, por lo que para facilitar la implantación de sistemas de energías de ese tipo es necesaria una planificación territorial que haga compatible el uso del territorio con el desarrollo de las mismas”, asegura.

Dice que “actualmente, la demanda de energía primaria en La Palma queda ineludiblemente circunscrita a los combustibles fósiles. Esta situación de dependencia extrema del petróleo ha sido consecuencia de la confluencia de diversos factores e intereses económicos, políticos y tecnológicos, pero sobre todo, ha sido fruto de la disponibilidad, versatilidad y capacidad energética de este recurso que ha permitido su uso en un amplio abanico de sectores, convirtiéndose casi en la única fuente de energía”. “Esta situación ha dado lugar a un modelo energético dependiente, socialmente menos accesible, ambientalmente menos responsable y económicamente menos competitivo. Se requiere, por tanto, dado el reconocimiento de la falta de sostenibilidad del modelo de desarrollo energético actual, una transición energética hacia otro sistema con mayor sostenibilidad, con un mayor grado de autoabastecimiento y que rompa la asociación que hoy se produce entre incremento del nivel económico e incremento de demanda energética”, añade.

Recuerda que el Pacto de Islas Europeas ISLE-PACT E, suscrito por el Gobierno de Canarias en el marco de la Estrategia Europea 2020, nace con la finalidad de promover acciones y planes para alcanzar la producción de energía mediante fuentes renovables en, al menos, un 20%, mejorar la eficiencia energética en un 20%, así como reducir un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero en el ámbito territorial de las administraciones firmantes. Para la consecución de tales objetivos existe un compromiso de presentar planes de acción energético-sostenible insulares.

 

Fuente de la información: www.eldiario.es